OBJETIVO PRIMAVERA: VIENTRE PLANO Y FIGURA ESTILIZADA

A medida que se acerca el verano, ponemos nuestras expectativas mucho más altas viendo a diario que las vacaciones estivales están más cerca.

Hoy vamos a tratar uno de los temas que más quebraderos de cabeza nos suele dar: la zona de la tripa, abdomen y cintura. Una zona conflictiva en la que la grasa se asienta y una de las partes del cuerpo que más pereza nos da trabajar para mejorar y tonificar su estética.

Como no hay mal que cien años dure, aquí van estos consejos para que dejes de asociar la palabra “flotador” a tu cuerpo y sólo tengas que preocuparte este verano de elegir bikini, lugar vacacional y disfrutar de tu tiempo.

ALIMENTACIÓN

En primer lugar y a grandes rasgos, revisa tu alimentación y la dieta diaria. En muchas ocasiones, vernos y sentirnos más ligeras depende de los productos que consumimos. Alimentos como la coliflor y sus derivados, provocan que nos sintamos más hinchadas y la digestión es más difícil para el organismo.

Igual de importante es reducir la sal en las comidas ya que el sodio atrae el agua, entonces, cuando ingerimos sal en mayor cantidad de la necesaria, retenemos fluidos y la silueta tomará una apariencia redondeada.

En cambio, las frutas y verduras anaranjadas son perfectas para conseguir nuestro objetivo, debido a su alto contenido en fibra, antioxidantes, la vitamina C y el beta caroteno. La zanahoria, las naranjas, el melón y los duraznos están en este grupo.

Por último, utiliza las bondades de la naturaleza para sacarte el mayor partido. Realiza un menú “detox” dos veces por semana, donde los alimentos sean en su totalidad frutas.  Las fresas, por ejemplo, gracias a sus semillas te ayudarán además a realizar una acción depurativa en el organismo y también las uvas por su alto contenido en agua. Evita en cambio, las frutas con alto contenido en azúcares.

También te puede servir de ayuda complementos alimenticios naturales como el chitosán, como bien sabéis es un “atrapa grasas” natural, que podréis encontrar en farmacias. Tenéis toda información de este aliado para tu dieta pinchando aquí.

 

EJERCICIO

¿Quién dijo que hacer gimnasia fuese aburrido? Es importante que tengas en cuenta que los ejercicios abdominales ayudan a fortalecer los músculos de esta zona, pero es fundamental previamente eliminar la grasa que se encuentra en esa zona mediante ejercicios aérobicos, como caminar, trotar o andar en bicicleta como mínimo 30 minutos, cinco veces a la semana. La constancia es clave en el éxito de los resultados.

Hay muchas alternativas a los clásicos ejercicios para abdominales, que seguro te dan tanta pereza comenzar con ellos. Aquí tienes algunas ideas alternativas que te ayudarán a enfrentarte a este momento y ver que no es tan aburrido como piensas Estos son algunos ejemplos:

-Vientre plano con Pilates: Pon a prueba tu flexibilidad y recurre a tu monitor para que te ayude a crear una tabla de ejercicios realizando de tu ¡deporte favorito!. En general son movimientos sencillos con repeticiones de 6 a 20 veces, donde la clave para conseguir nuestro objetivo se fundamenta en la respiración.

-Abdominales hipopresivos:  Hay varias formas de realizar estos ejercicios abdominales pero nosotras te sugerimos probar la siguiente. De pie con las manos en la cintura exhala todo el aire que puedas a la vez que contraes al máximo el estómago y abres el diafragma. Para que lo hagas bien, mete el estómago hacia dentro como si trataras de que tu ombligo toque tu columna vertebral. Mantén esta posición unos 20 segundos y relaja.

-Hula Hop: El ritmo de la música y la destreza para evitar que el aro caiga al suelo hacen que nos parezca un juego que nada tiene que ver con ponernos en forma, pero todo lo contrario. Con esta sencilla actividad logramos quemar la grasa localizada en el abdomen y ayuda a conseguir la deseada “cinturita de avispa”.

-Ejercicio acuático: En el agua es un gran aliado para que el ejercicio que hagamos sea más beneficioso para nuestra pared abdominal, gracias a la resistencia que ejerce cuando realizamos los movimientos. Así, apoyada con los codos en el borde de la piscina mientras mantenemos las piernas dentro del agua, elevamos las piernas juntas hacia el pecho, manteniendo nuestra espalda lo más pegada posible a la pared de la piscina. Es importante que no sobrepasemos la línea de las caderas con las rodillas para centrar el trabajo en los abdominales inferiores.

-En casa: Sentada, con la cabeza recta y las piernas dobladas, eleva los brazos. Flexiona uno de los brazos, dejando caer la mano a la altura del hombro contrario. Desde esta posición, tira suavemente del codo hacia la cabeza con la otra mano. Repite 10 veces cambiando de lado.

Por último, cuida mucho la postura. Una buena postura es básica para conseguir un vientre plano: mantente derecha y no encorves la espalda, porque dificulta la digestión y favorece el almacenamiento de grasas. Hombros hacia atrás, y tripa hacia dentro. Además, aquí jugamos con una ilusión óptica: al echar hacia atrás los hombros y sacar pecho, el vientre parece más liso.

submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

© Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

Posted on April 23, 2013 at 9:00 am No comments

Categories: Programa de control de peso: Dieta y Ejercicio Físico, Programa de mantenimiento del peso
Tags: , , , , , , , , ,

Recieve new post updates: Entries (RSS)
Recieve follow up comments updates: RSS 2.0

Sin comentarios.

Responder

*