COMIENDO “DULCES” TAMBIÉN SE PUEDE PERDER PESO.

comiendo dulce 2

Seguro que últimamente habéis oído hablar de la famosa Dieta Dukan, de sus resultados y de sus muchos “contras”, sobretodo para la salud. Yo hoy os propongo un plan de alimentación para perder peso “más dulce” y apetecible: llevar una dieta “dulce” ideal para los más golosos.

Todos conocemos y asumimos con resignación que las dietas para adelgazar limitan al máximo, cuando no te suprimen, la ingesta de dulces. Esta circunstancia, que no resulta grata para casi nadie, es especialmente dura para los que son “golosos declarados”, que incluso llegan a renunciar ponerse a dieta para no tener que privarse de sus alimentos favoritos. De ahí lo novedoso y atractivo del plan que os propongo, ya que consigue que el consumo de postres, galletas o bollos no este reñido con una perdida de peso que puede rondar de hasta los 2 kilos en dos semanas.

Los alimentos dulces realizan un trabajo fundamental en el organismo: proporcionarle la energía necesaria para el funcionamiento de órganos como el cerebro y los músculos, colaborando a mejorar la memoria e influyendo en la actividad del sistema nervioso central. El cerebro utiliza la glucosa (azúcar) como único sustrato, pero también todos los tejidos de nuestro cuerpo la requieren, por ello se debe mantener un nivel constante de glucosa en sangre (de esta labor se encarga la insulina, entre otros). Esta es la razón por la que los dulces deben estar presentes dentro de una dieta equilibrada, sana, variada y completa.

Pero el abuso de dulces en la dieta puede ser perjudicial, ya que su ingesta sustituye a otros alimentos más completos y, al ser muy energéticos, su consumo excesivo lleva consigo una ganancia de peso. Por esta razón la ingesta de hidratos de carbono (el azúcar es uno de ellos) debe constituir un 55 % de la dieta diaria, y de esta cantidad el 10 % puede proceder de los dulces.

Pero entonces os preguntareis: cuando y como podemos tomar dulces?????

La mejor hora para comer un dulce es durante la mañana, ya que su energía se utilizara en la actividad que desarrollemos y no tendera a acumularse en forma de grasa reserva, algo que si sucede si lo comemos durante la tarde o la noche. Por otro lado, es preferible comer el dulce acompañado de algún alimento rico en fibra con el fin de que la absorción de grasas y azucares sea lenta y limitada.

A la hora de elegir tenéis que saber que los dulces caseros son más sanos, puesto que a la hora de prepararlos se controla más la calidad y cantidad de sus ingredientes.

Resumiendo, los dulces también pueden formar parte de una dieta de adelgazamiento porque: resultan útiles para hacer mas apetecible la dieta, producen una rápida sensación de saciedad, lo que ayuda a no picotear y evitan la sensación de vacío en el estomago. De hecho, siempre y cuando su consumo sea moderado, los dulces pueden contribuir a controlar el consumo de otros alimentos, por ejemplo: un producto dulce tomado 15 min. antes de la comida o de la cena, o entre horas, disminuye la ansiedad y permite saciar el apetito parcialmente ante una comida suculenta o abundante.

La próxima semana os propondré un ejemplo de menú bajo en calorías y grasas para toda una semana en la que los “dulces si están presentes”.

submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

© Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

Posted on June 27, 2011 at 1:24 am No comments

Categories: Aprende a comer, Dieta equilibrada, Programa de control de peso: Dieta y Ejercicio Físico
Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Recieve new post updates: Entries (RSS)
Recieve follow up comments updates: RSS 2.0

Sin comentarios.

Responder

*