UNA DIETA EQUILIBRADA Y SANA MANTIENE EL CUERPO JOVEN!!!!!!

joven2

Que el exceso de grasas es malo lo sabemos todos, ¿pero somos conscientes de que nos envejecen por dentro? La solución pasa por conservar una dieta saludable y atenta a las necesidades de nuestro organismo en todas las etapas de la vida.

Aunque ningún alimento, suplemento dietético o dieta pueden detener los efectos del paso del tiempo, si a edades tempranas se eligen las opciones alimentarias correctas se goza de una mejor salud y calidad de vida.

Cada edad tiene unos requerimientos fisiológicos a los cuales debe adecuarse la dieta, o se pueden producir carencias nutricionales. Si acomodamos nuestra alimentación a las distintas etapas hormonales y metabólicas y a las diferentes necesidades nutricionales que experimentamos a lo largo de nuestra vida, no sólo reduciremos al mínimo la perdida de energía y el aumento de peso que acarrean el paso de los años, sino que mantendremos un mejor estado de salud.

La alimentación hay que vigilarla desde el mismo momento del nacimiento, pero hay periodos determinados en los que somos mucho más propensos a sufrir desequilibrios. Por ejemplo, los requerimientos nutricionales de la mujer cambian en circunstancias especiales (embarazo, lactancia, menopausia,…) durante las cuales el organismo soporta importantes cambios hormonales, metabólicos y fisiológicos.

No existe un “alimento diez” que sirva para todo y sea bueno a cualquier edad, pero hay ciertos requerimientos en diversas épocas de nuestra vida que pueden ser subsanados por algunos alimentos ricos en esos nutrientes que necesitamos en cada momento (por ejemplo, la soja en el periodo de la menopausia por su contenido en fitoestrógenos).

Algunos hábitos que rejuvenecen son:

-Consumir vegetales.

-Consumir frutas frescas.

-Consumir alimentos integrales ricos en fibras.

-Consumir legumbres.

-Realizar una dieta rica en vitaminas y minerales antioxidantes, como el betacaroteno, las vitamina C y vitamina E, el selenio, el zinc y el manganeso.

    Pero también hay hábitos que nos envejecen, como son:

    -Abusar de las grasas saturadas, sobre todo de las grasas trans.

    -Abusar de las proteínas.

    -Abusar del alcohol.

    -Abusar de los precocinados.

    -Abusar de azucares y sal.

      Como veis, llevar una dieta sana y equilibrada no sólo nos ayuda a reducir kilos y mantener nuestro peso, sino que también tiene un papel importante en nuestro aspecto externo, pudiéndonos ayudar a mantenernos jóvenes durante más tiempo.

      submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

      © Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

      Posted on November 11, 2010 at 3:06 am No comments

      Categories: Aprende a comer, Dieta equilibrada
      Tags: , , , , , , , , ,

      Recieve new post updates: Entries (RSS)
      Recieve follow up comments updates: RSS 2.0

      Sin comentarios.

      Responder

      *