¿¿¿¿POR QUÉ HAY DIETAS QUE NO ME FUNCIONAN?????

silueta

Son muy pocas las afortunadas que pueden comer de todo lo que quieran y, aun así, mantener una figura estupenda. A la mayoría de las mortales los kilos nos persiguen toda nuestra vida. Perderlos no es solo una cuestión de estética: tu salud agradecerá que te mantengas en tu peso correcto.

Como en tantas otras cosas, a las mujeres nos ha tocado la peor parte biológica en esto de conseguir mantener el peso. El ser humano esta preparado para la dura vida de la Prehistoria: antes, almacenaba reservas de grasa que luego utilizaba para producir energía cuando la comida escaseaba. En el caso de la mujer, este fenómeno es aun más destacado, ya que, además de asegurar su supervivencia, la Naturaleza tenía que garantizar que iba a vivir el niño que la mujer criaba. Por esta razón, nuestro cuerpo esta diseñado para tener mas reservas energéticas que los hombres, que se acumula en forma de grasas sobre todo en nalgas, caderas, muslos, vientre y pecho (las zonas mas criticas a la hora de hablar de perder peso).

Pero nuestro modo de vida ha cambiado, aunque no ha ocurrido lo mismo con el diseño de nuestro cuerpo. Por termino medio, una mujer tiene un 25 % de grasa corporal (el doble que el hombre) y un 13% de masa muscular (frente al 17% del hombre). Mientras que medio kilo de grasa quema sólo 3 calorías por día, medio kilo de músculo quema diariamente 150 calorías. Por ese motivo, ellos suelen adelgazar con solo proponérselo, pero a las mujeres nos cuesta bastante más. A este hecho hay que sumar el factor edad: a partir de los 30 años el cuerpo va perdiendo músculo, y el metabolismo se ralentiza entre un 3 y un 4 por ciento cada 10 años. De ahí que con el paso del tiempo, a las mujeres nos cueste mas perder peso. Y súmale los cambios hormonales con la menstruación y los embarazos, y la herencia genética. Eso explica por qué tu peso sube en cuanto bajas “un poquito” la guardia.

Conocer cómo funciona el metabolismo de una mujer tiene un aspecto positivo: una vez que eres consciente de la razón por la que engordas, estas preparada para tomar medidas que contrarresten la “mala jugada” de tu organismo. Si adaptas la dieta a las necesidades cambiantes de tu metabolismo y haces ejercicio, te mantendrás en tu peso sin que te cueste demasiado esfuerzo. La nutrición juega un papel vital en esta lucha. Como norma general de una dieta sana, debes comer cinco raciones de fruta y verdura a diario, y productos lácteos. En cuanto a las legumbres, la pasta y el arroz, inclúyelos en tus comidas varias veces por semana. Toma más pescado que carne, y más carne blanca (pollo, pavo o conejo) que roja. Evita la bollería industrial y reduce la cantidad de sal.

 

En siguientes artículos diferenciaremos por edades cuales son los puntos a tener en cuenta para que nuestra dieta sea sana y podamos mantener el peso.

submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

© Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

Posted on November 4, 2010 at 10:49 pm No comments

Categories: Aprende a comer, Dieta equilibrada
Tags: , , , , , ,

Recieve new post updates: Entries (RSS)
Recieve follow up comments updates: RSS 2.0

Sin comentarios.

Responder

*