VERDURAS SI, PERO CON TODOS SUS NUTRIENTES!!

verduras

Os habéis parado a pensar en la perdida de vitaminas, y sobre todo de minerales, que se produce al poner unas patatas en remojo? ¿Al cocinar las verduras a altas temperaturas? O, ¿al lavar una lechuga y tenerla varias horas en agua? La verdad es que no, y hay hechos tan cotidianos como los que os nombro que producen perdidas vitamínicas y sobre todo de minerales que rondan casi el 40 por ciento.

Tanto el remojo como el calor excesivo son dos malos compañeros para las verduras. Por ejemplo, mantener unas verduras en agua durante varias horas provoca que se quite el sabor autóctono del producto original al haber arrastrado los minerales y vitaminas hidrosolubles a esas aguas que luego desechamos.

Por otro lado, es sabido que la mayoría de las vitaminas son hidrosolubles y muy sensibles a las altas temperaturas, por lo cual no es recomendable someterlas a tratamientos térmicos muy agresivos como el de la olla exprés. Resultan más recomendables las técnicas que emplean vapor a muy baja temperatura (no más de 70 ºC).

TRES REGLAS BASICAS

Si quieres aprovechar todos los nutrientes en tus preparaciones, acuérdate de estas tres nociones imprescindibles para tratar las verduras en la cocina:

1-No remojar: en la actualidad y, sobre todo, en la cocina de vanguardia se ha utilizado mucho el remojar las verduras antes de cocerlas. El resultado es espectacular, obtenemos unas verduras que no guardan ni un 20 por ciento de sus propiedades nutricionales.

2-Cocer al vapor: es una técnica que consiste en cocer las verduras con muy poco agua y añadir muy poca sal al liquido de cocción, ya que concentramos mucho los sabores y aunque nuestro proceso de cocción es mas lento y hay una perdida de color importante, al no existir agua en abundancia que evite el contacto con el oxigeno del medio, el resultado nutricional es excepcional y mas si tenemos en cuenta que los líquidos resultantes nos sirven de caldos de cocción de la mayoría de las preparaciones culinarias que realizamos.

3-Consumir productos al vacío: existe una forma de tratar las verduras con más eficiencia. Se trata de la cocción al vacío. Las verduras de envasan después de haber sido lavadas correctamente y, sin adicionar sal ni cualquier otra sustancia, se llevan a cocer a vapor a no mas de 70 ºC durante periodos que triplican en muchos casos los tiempos de cocción tradicional. Con este método, se consigue una verdura con un color espectacular (muchas de ellas parecen incluso que no se han cocido), el sabor es el propio de la verdura, no hay sales añadidas y la calidad nutricional roza la excelencia, ya que la pequeña perdida de vitaminas y minerales la tenemos dentro de la bolsa de vacío.

    submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

    © Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

    Posted on September 2, 2010 at 9:55 pm No comments

    Categories: Aprende a comer, Dieta equilibrada
    Tags: , , , ,

    Recieve new post updates: Entries (RSS)
    Recieve follow up comments updates: RSS 2.0

    Sin comentarios.

    Responder

    *